Cómo sacarla del estadio en el manejo de redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las redes sociales se han convertido en otra vía por la que transitamos diariamente. Por ello resulta de vital importancia entender cómo funcionan los entornos digitales y articular nuestro comportamiento en estas plataformas en coherencia con lo que somos, con lo que creemos y con lo que representamos.

Con este propósito es necesario educarnos en materia del manejo de redes sociales, entender cómo funciona cada una de ellas y de qué manera podemos potenciarlas.

Te invitamos a vivir nuestros valores en la vida y en las redes sociales:

Manejo de redes sociales

Los usuarios de Instagram buscan sentirse conectados, hacer ese clic que les permita identificarse con tu marca desde lo personal y lo aspiracional. Desean entenderte y sentir que te diriges a ellos cada vez que haces una publicación. 

Por estas razones, el valor esencial para el uso adecuado de Instagram es la cercanía. Para lograr dicha cercanía es importante interactuar con tu comunidad digital más allá de los likes.

La idea es que respondas comentarios y uses las herramientas de la red como las preguntas, los cuestionarios, las cuentas regresivas, entre otros. Asimismo, es importante tener un ritmo en las publicaciones y ser sincero, real y natural, siempre midiendo lo que dices y cómo lo dices.

Twitter es la red a la que comúnmente vamos a desahogarnos, a expresar nuestras opiniones sin tapujos en 280 caracteres, muchas de ellas distintas o complementarias, todas igual de valiosas pero que requieren de un valor esencial: el respeto como clave fundamental para dialogar. 

Esta plataforma es un espacio para el debate y la sana discusión que requiere de comportamientos propios como evitar insultos. Recuerda que no hay justificación para ellos. Piensa con detenimiento si las opiniones que compartes o los comentarios que respondes están agrediendo directa o indirectamente a un usuario, una cultura o una comunidad; y por último, no caigas en el hábito de discutir sin razón. Aprovecha este canal  para informarte de manera rápida, estar al día con las tendencias y dar opiniones basadas en conocimiento.

Facebook es un espacio con múltiples posibilidades, desde compartir fotos, videos, textos y enlaces con tus amigos y conocidos, hasta interactuar por medio de juegos y quizzes con otros usuarios así como hacer parte de grupos e incluso intercambiar bienes y servicios por medio de MarketPlace.

Usar esta red con responsabilidad significa recordar que Facebook no es un mundo aislado en el que solo por dar nuestra opinión debamos dejar de reconocer al otro como igual u olvidar sus derechos y sus deberes. 

Es por esto que el llamado es a mantener entre todos las normas de esta comunidad y denunciar contenidos cuando estos estén incurriendo en algún tipo de ofensa, delito o violencia.

Presta atención a qué tanta información compartes. El autocuidado hace parte de la responsabilidad que necesitas ejercer a la hora de usar Facebook.

Recuerda no compartir información que dé cuenta precisa de tus rutinas, de los lugares que frecuentas y mucho menos de tus datos privados.

Los contactos y las conexiones son igual de importantes tanto en el mundo digital como en el físico. La naturaleza de LinkedIn representa la posibilidad de mostrarte de manera integral en esta plataforma. 

A pesar de que creamos que en esta red solo deba aparecer la información estrictamente profesional, en la actualidad muchas empresas están interesadas en conocer otros aspectos de sus posibles empleados que van más allá de su trayectoria profesional y académica, esto con el propósito de identificar si encajan con el perfil que están buscando y con la filosofía de su organización. 

Algunos de los contenidos que puedes incluir en tu perfil de LinkedIn para mostrarte de manera integral son tu participación en  voluntariados o causas benéficas, además de intereses profesionales que te permitan formar parte de diferentes causas en las que se compartan intereses comunes y que faciliten incluso la ejecución de proyectos conjuntos. 

Recuerda siempre diligenciar el campo de aptitudes y fortalezas porque allí podrás relacionar capacidades, destrezas y talentos que pueden resultar útiles en el desarrollo de tus labores y el relacionamiento con equipos de trabajo. ¡Es el espacio de destacar tus atributos diferenciadores!

Cómo persuadir a las personas sin intentarlo: 6 formas de ser naturalmente influyente

También podría interesarte:

Nivel
Intermedio
¡Desafíos del mercadeo hoy! Dos autores y sus enseñanzas prácticas
Nivel
Intermedio
¿Cómo desarrollar tu creatividad? 6 técnicas que te ayudarán
Nivel
Intermedio
[Caso de éxito] ¿Análisis de datos gratis? Plink lo hace para sus clientes

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin