¿Qué es la metodología Design Thinking? Claves, etapas y ejemplos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La metodología Design Thinking para innovar dejó de ser exclusiva de los diseñadores y ahora nos pertenece a todos. Eso quiere decir que puede ser implementada por cualquier grupo de profesionales y en cualquier área de una organización. Descubre qué es Design Thinking y cómo funciona

La metodología Design Thinking parte de la identificación de las necesidades de las personas y hace match perfecto con los negocios que trabajan bajo el modelo customer centric.

Intenta ir más allá de lo que las personas pueden decir que necesitan. Está basada en una investigación profunda, que indaga por lo que hacen, lo que creen, lo que piensan, y a partir de ahí, encontrar oportunidades para crear nuevas soluciones.

Una de sus claves de éxito está en saber escuchar a la gente (usuarios, clientes, leads, clientes internos) y dar en el punto de sus necesidades.

A esta metodología la inspiran los usuarios finales; la creatividad e innovación trabajan de la mano con la investigación profunda de sus dolores y problemáticas.

Qué significa Design Thinking, quienes la utilizan y cómo se hace

Design Thinking que es

La esencia del Design Thinking está en el trabajo multidisciplinario, en congregar personas de distintas áreas que aportan distintas miradas e ideas.

¿Qué es Design Thinking? Para IDEO, empresa líder de este concepto, el pensamiento de diseño (si se traduce al español) es una forma de resolver problemas a través de la creatividad. Es una idea, una estrategia, un método y una forma de ver el mundo.

Te damos pistas:

¿Cómo ser autodidacta?

“El pensamiento de diseño es un enfoque de la innovación centrado en el ser humano que se basa en el conjunto de herramientas del diseñador para integrar las necesidades de las personas, las posibilidades de la tecnología y los requisitos para el éxito empresarial”.

Tim Brown, presidente ejecutivo de IDEO.

Es ser capaz de ponerse en los zapatos de los usuarios, “pero también la capacidad de salirte de tus paradigmas, preconceptos y poder ver la realidad desde una nueva perspectiva”, dice Rodrigo Isasi, CEO de la organización DELOSI, de Perú, quien también emplea esta metodología en sus equipos.

El Design Thinking es posible aplicarlo en cualquier sector o actividad para desarrollar soluciones, nuevos productos, abordar procesos y entregar servicios.

La educación, la banca, los negocios en internet, los retail, los medios de comunicación, entre otras industrias, lo han puesto en acción para reinventarse.

Como lo resalta Neoland en su publicación sobre este tema: “Las dinámicas de Design Thinking ya han atravesado las barreras del diseño. De hecho, uno de sus valores más importantes es que permite dotar con herramientas propias del diseño a personas que no tienen nada que ver con este campo”.

Puede interesarte aprender sobre:

Diseño de experiencia de usuario

Metodología Design Thinking y sus 5 etapas

Cómo hacer Desing Thinking

El Design Thinking invita a tener una mentalidad curiosa. ¿Y, cómo hacerlo? No suponiendo nada, haciéndose preguntas desafiantes, que inspiren a otros, abran un contexto más amplio y que provoquen reflexión.

A continuación te presentamos las 5 etapas que componen esta metodología del Design Thinking.

Etapas del Design Thinking

¿Ya las conoces?

Tendencias digitales relevantes después de la pandemia

¿Para qué sirve Design Thinking? 5 etapas que lo explican

1. Empatizar: para lograrlo es necesaria una inmersión en el contexto de las personas y en el entendimiento profundo de sus problemáticas.

Aquí se debe adoptar una «mente de principiante», es decir, permanecer abiertos y curiosos, entrar al proceso sin prejuicios, preconceptos y creencias.

Para lograr este acercamiento se usan herramientas como:

  • Entrevistas a profundidad.
  • Observación.
  • Etnografía.
  • Focus group.
  • Moodboard.

2. Definir: luego de estudiar e investigar al usuario, se pasa a definir las necesidades y problemáticas en las que se enfocarán las ideas y soluciones.

3. Idear: es el momento de la creatividad y la innovación. A partir de las necesidad del usuario se hace una lluvia de ideas para optar por las que encajen mejor con una solución viable.

4. Prototipar: el objetivo de esta etapa es lograr una maqueta o prototipo lo más cercano a la realidad de la solución deseada que busca resolver las necesidades iniciales del usuario.

5. Testear o probar: etapa relacionada con la experimentación, con la prueba y el error. Poder aterrizar las ideas, hacerlas concretas, tangibles, que se puedan poner a prueba con los usuarios y los equipos.

Te gustará aprender:

Cómo desarrollar la creatividad

Ejemplos de Design Thinking

metodología design thinking

Amazon, Google y Apple, por mencionar algunos, son empresas que emplean Design Thinking, su éxito radica en la constante indagación de lo que necesitan sus usuarios.

Otra marca exitosa, que surgió de emplear esta metodología y convertirse en un lucrativo negocio, es Airbnb.

Conoce su historia en este video:

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email